EDITORIAL

 

VAMOS A DEFENDER LO QUE YA GANAMOS

El Comité Central y las Comisiones Autónomas realizamos un balance sobre la primer Asamblea General de nuestra Cooperativa LF del Centro, considerando los acontecimientos que ahí se presentaron y los acuerdos que ahí se tomaron. De este balance se desprenden varios puntos que es necesario resaltar.

 

Primeramente, es de vital importancia cumplir con los acuerdos de la Asamblea General, sin embargo, debemos aclarar, que no comulgamos con la tesis que algunos promueven respecto a la separación del SME y la Cooperativa, definitivamente no la apoyamos pues resulta incongruente, ya que LF del Centro es el resultado de la RESISTENCIA obrera que iniciamos juntos y desde las filas del SME a partir del ilegal cierre de nuestra fuente de trabajo el 11 de Octubre de 2009, y por lo tanto representa el resultado del esfuerzo que hemos llevado a cabo a lo largo de 7 años de digna lucha. Entonces, debemos tener en cuenta que  es indispensable y necesaria la participación del SME en  el proceso de  integración de nuestra Cooperativa para así apuntalar sus primeros pasos.

 

De modo que, el SME, el Comité Central y la Comisión de Trabajo no dejarán a la Cooperativa deambular en un camino incierto, sin visión, ni objetivos. Debemos trabajar juntos en el proceso de planificación estratégica que hemos convenido con el Instituto Politécnico Nacional (IPN) quién ha jugado un papel decisivo en el diseño de la estructura organizativa de nuestra Cooperativa.

 

Estimados compañeros, no es momento de improvisaciones, por el contrario debemos ser estrictos en el cumplimiento de la línea de desarrollo que hemos convenido, discutido y aprobado en diferentes instancias de la organización sindical y que deberán tener un efecto positivo en la Cooperativa.

 

Debemos recordar que en la Asamblea General de Cooperativistas de LF del Centro aprobamos la Estructura Organizacional de Trabajo, sin duda un gran logro, fruto del desarrollo de las mesas del conocimiento que se desarrollaron en coordinación con los diferentes departamentos, secciones y divisiones del SME que ahí participaron. Esto nos permitió alcanzar una fórmula para estructurar el trabajo por Unidades de Negocio que van desde la producción, hasta la comercialización de la Energía Eléctrica, pasando por las fábricas y talleres, por las telecomunicaciones y por los servicios transversales que se van a prestar con nuestra propia fuerza de trabajo.

 

Con base en lo anterior, hemos diseñado un proceso de transición hacia la autonomía organizacional y productiva mas no política de la Cooperativa a partir de reconocer como fuente original de este proceso al Sindicato Mexicano de Electricistas, un Sindicato con más de 101 años de historia. En este sentido, creemos que es indispensable aprovechar  la experiencia política y social que ha forjado el prestigio de nuestra organización sindical, de no ser así, nuestro proyecto corre el peligro de ir a la deriva o peor aún caer en la ruina; por lo tanto, consideramos de suma importancia involucrar de lleno a las Comisiones de Trabajo, al Comité Central, a los departamentos y secciones, a las Asambleas Generales, Departamentales y Seccionales en la construcción de la LF del Centro para juntos forjar el éxito de nuestra Cooperativa.

 

También debemos reconocer que hay una amplia capa de trabajadores que si bien no se liquidaron, tampoco participaron activamente en la RESISTENCIA, lo que provoca que no tengan a su alcance la información completa del proceso y los avances de nuestra lucha. Este desconocimiento de los hechos, ha provocado que haya algunos que aún piden, por ejemplo, sus salarios caídos, o ser jubilados de Luz y Fuerza del Centro, cuando la propia Suprema Corte de Justicia dio el último empujón a la extinción de nuestra fuente de trabajo. Esta situación obliga a que todos los órganos representativos del SME, desde el Comité Central hasta las Comisiones de Trabajo y Comités Divisionales se comprometan a informar y orientar debidamente a nuestros compañeros. Para ello, nos daremos los instrumentos y espacios para discutir ampliamente sobre los diferentes temas. Debemos homogeneizar una interpretación del proceso de lucha para evitar interpretaciones erróneas que traducidas en puntos de vista u opiniones oportunistas, no ayudan a construir.

 

Es claro que el movimiento de RESISTENCIA pudo hacer converger a diferentes fuerzas, a diferentes formas de pensar y diferentes corrientes políticas dentro de nuestra Organización, y que ese esfuerzo conjunto nos llevó a esto que nosotros decimos, es una victoria política, porque no pudieron desaparecernos y porque pudimos arrancarle parte importante de nuestros pasivos laborales al gobierno federal. Decimos también que esta victoria es parcial porque no recuperamos todo, y decimos que es transitoria porque no nos obliga a renunciar a la lucha por la renacionalización de la Industria Eléctrica, ese es el proceso de RESISTENCIA que nosotros vivimos por más de 7 años.

 

Sin embargo, quien por por diferentes circunstancias estuvo ajeno a la RESISTENCIA, no tiene la misma interpretación que tenemos nosotros, los que hemos participado de manera directa y permanente en la movilización de nuestra Organización. Quienes se movilizaron conocen con detalle la manera en que se fueron articulando las tres principales etapas de nuestro movimiento:

 

1.- La lucha en contra del decreto de extinción, que termina propiamente en Julio del 2010 cuando la Suprema Corte de Justicia avaló el decreto de extinción, y a partir de ahí, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) en Agosto del 2010 anuló nuestro Contrato Colectivo de Trabajo, dando por terminadas las relaciones individuales y colectivas de trabajo.

 

2.- En contra de ese laudo de la JFCA nos fuimos al amparo iniciandose la segunda etapa de nuestro movimiento por el patrón sustituto en Comisión Federal de Electricidad.  Sabemos que ganamos, sin embargo, el 30 de Enero del 2013,  la Suprema Corte de Justicia de la Nación echó abajo la sentencia del Tribunal Colegiado de Circuito que nos daba la victoria jurídica.

 

3.- Y la última etapa es la de la negociación con el Gobierno Federal que ha dado como resultado nuestra victoria política y ha sentado las bases para nuestra reinserción laboral.

 

Quien no comprende en su totalidad esos tres momentos políticos, tampoco tendrá la capacidad para formular una propuesta constructiva de integración de nuestra Cooperativa LF del Centro. Quienes dicen “quítate que ahí te voy porque ahora a mí me toca” se equivocan rotundamente pues no tienen claro el esfuerzo que significó impulsar la RESISTENCIA,  ya que es de suma importancia contar con una amplia visión de todos los hechos que se dieron durante nuestro proceso de lucha y así poder entender los alcances económicos, políticos y sociales de nuestra cooperativa. Con la integración de las UNIDADES PRODUCTIVAS de LF del Centro y el indispensable apoyo del SME vamos a garantizar el éxito en todas y cada una de nuestras líneas de negocios.

 

Y aquí el llamado categórico a no permitir que se pierda en la grilla lo que ganamos en la lucha, permitirlo significaría pasar a la historia como una generación de sindicalistas que no supieron defender los frutos de su RESISTENCIA, pues hoy de lo que se trata, en un contexto de complejidad internacional, debacle político y económico nacional, es de DEFENDER LO QUE GANAMOS. Debemos trabajar juntos para que todos podamos integrarnos al regreso al trabajo, a incrementar con nuestro esfuerzo las posibilidades de éxito, a construir y salir adelante en UNIDAD. Entonces, reiteramos que lo que debemos hacer hoy es defender lo que ya ganamos, defender la democracia de nuestra organización para evitar perder los logros que nos han costado innumerables esfuerzos y sacrificios en la lucha de RESISTENCIA.

 

Lo que hemos logrado es mucho, ya tenemos los recursos para construir nuestra cooperativa, ya hicimos un fondo de aportación, ya nombramos a nuestro consejo de administración autogestivo, ya tenemos a nuestras comisiones nombradas por la Asamblea General de LF del Centro.

 

Entonces ¿qué nos falta?, la voluntad para hacer avanzar este proyecto y hacer caso omiso de quienes, sin una razón objetiva, están en contra. No queremos ser reactivos ni contestatarios de lo que se dice en las redes sociales, respetamos esas y otras opiniones pues estamos en una organización democrática. Sin embargo, llamamos al respeto de la vida estatutaria de nuestra organización.

 

Compañeros. Los convocamos a defender con todo los acuerdos que hemos arrancado al gobierno y que son parte de nuestros logros. No los dejaremos escapar, NO dejaremos de defender lo que ya alcanzamos.

 

De frente a la debacle la economía nacional, la descomposición del estado, la criminalización de la lucha, y ahora, la amenaza externa neocolonial de un presidente ultra conservador en los Estados Unidos, Donal Trump, lo que tenemos que hacer es defender lo que ya tenemos compañeros, nos costó mucho trabajo y no lo vamos a perder por el capricho de unos cuantos, VAMOS A DEFENDER LO QUE GANAMOS, CAMARADAS.

 

 

 

 

¡¡VIVA EL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS!!

 

¡¡SALUD Y REVOLUCIÓN SOCIAL!!

 

 

 

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

 

José Humberto Montes de Oca Luna.

 

Secretario del Exterior.

 

Ciudad de México a 21 de Noviembre de 2016

 

 

 

Sindicato Mexicano de Electricistas, Todos los Derechos Reservados 2016

Diseño Web HIPV